Javier Pérez de Albéniz

Javier Pérez de Albéniz, si te vas, si no te vas, si te echan, si te arrinconan, si publicas desde otro medio, si publicas desde una página personal, por aquí te seguiremos.

El Mundo amordaza “El descodificador”.

El último post antes de la despedida.
——————————————–
Editando: A lunes y sigue sin actualizar. O le han llamado a consultas o se ha ido a por tabaco.
——————————————–

Copio aquí el mensaje de Javier, por si los deletes:

Motivos para odiar un blog

2 de noviembre.- Cuenta Stanley Newcourt-Nowodworski en su libro ‘La propaganda negra en la Segunda Guerra Mundial’ (editorial Algaba) cómo la intoxicación informativa es un viejo y eficaz instrumento bélico. Una guerra psicológica que viene de lejos, puesto que hace 2.500 años el pensador chino Sun Tzu, autor de “El arte de la guerra”, ya defendía la utilidad de las informaciones falsas, las mentiras necesarias y esa pérfida forma de manipular que denominaba “la crueldad tranquila”.

Una propaganda que Hans Fritzsche, principal comentarista radiofónico alemán durante la Segunda Guerra Mundial, tenía la desfachatez de definir como “el arte de despertar en los demás los pensamientos y sentimientos que nunca aflorarían a la superficie sin ese impulso”. Fíjense si sería tosco el tal Fritzsche que a su lado Goebbels era todo un poeta: “la propaganda es el arte de escuchar el alma de la gente”.

Sergio Rodríguez no tiene nada que ver ni con Hans Fritzsche ni con Goebbels, desde luego. Ni siquiera con Stanley Newcourt-Nowodworski. Sergio Rodríguez es un compañero y amigo que nos cuenta, en su imprescindible blog El Catalejo, los motivos que hay para odiar un blog. Por ejemplo el uso aleatorio de mayúsculas, el abuso de la publicidad, la falta de actualización o el escribir como si se estuviera enviando un SMS. Le falta al menos otro motivo importante: que lo que dice el blog sea verdad. Y que esa verdad no coincida con la verdad del medio en que está publicado. Un blog incómodo, para que ustedes me entiendan.

En los medios de comunicación actuales se valora sobremanera la libertad de expresión. Me refiero a hablar de la libertad de expresión, a llenarse la boca diciendo “libertad de expresión”, a reclamar el respeto por la “sagrada” libertad de expresión. Fíjense hasta que punto puede llegar la hipocresía que hemos llegado a oír esas tres palabras mágicas en boca de Esperanza Aguirre. ¿Estará desprestigiado el término “libertad de expresión”?

Por cierto ¿Recuerdan qué es un blog? Según la Wikipedia, “un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente”. Actualmente, en un medio de comunicación donde su opinión no coincidiera con la opinión del blog jamás eliminarían el blog. O al menos no lo harían de golpe, castrándolo a la vieja usanza. “¡Defendemos la libertad de expresión!”, dirían muy ufanos.

Serían mucho más sutiles. Lo quitarían de los lugares más visibles, lo irían arrinconando, no actualizarían los comentarios, probarían suerte con otros blogs para sustituirle… Puede que incluso, en un alarde de “propaganda negra”, lo utilizasen como muestra de la libertad que se respira en ese medio.

El escritor inglés Aldous Huxley escribe en ‘Un mundo feliz’: “el mayor de los triunfos de la propaganda se ha conseguido, no haciendo algo, sino absteniéndose de hacerlo”. Es decir, ocultar en lugar de censurar. Confinar en lugar de mutilar. Menospreciar en lugar de silenciar.

Hasta pronto.

Anuncios

Reacciones al tema “jueves”

Y aquí seguimos, convirtiéndome en el ser más cansino de la historia cuando se me mete algo en la cabeza: tercer post ‘in a row’ sobre el temita del jueves.

Juez Del Olmo

A poco que navegues por Internet se comprueba la polvareda que ha levantado la decisión del juez del Olmo. ¿Estamos ahora nosotros incurriendo en el mismo delito por comentar el tema citando la viñeta?. Pues anda que no somos pocos…. Lo que está claro es que si la finalidad del “secuestro” era evitar una supuesta injuria, ese juez debería hacer un curso de reciclaje para adaptarse a los tiempos en los que está ejerciendo. Señor del Olmo, un consejo: en 2007 si algo se ha publicado en algún medio, al segundo ya está copiado/referenciado en otro. ¿Manda destruir los moldes de impresión?. Ordene apagar “el internet” hombre, seguro que va a tener el mismo efecto (efecto Streissand, según leo en Alt1040).

Leo también que todo ha surgido por que la portada apareció en el tomate. Eso explicaría el revuelo montado por algo que no deja de ser “una viñeta más”, que ha alcanzado al gran público. Otro consejo al señor del Olmo, vea mejor televisión (por cierto, ¿qué tal se encuentra Aramís?).

Por último, simplemente recomendaros leer el post de Paolo Fava del blog literario Papel en blanco llamado “El jueves: historia de un secuestro”. Copio algunos de los comentarios que encontraréis en él:

Cuando un personaje público intenta atajar los chistes sobre él, enseguida se clama a la libertad de expresión como garante de democracia. Y una cosa es que la sátira nos parezca grosera o burda, pero qué duda cabe que el humor es el primer enemigo del autoritarismo y un órgano de lucha popular.

(…)

si hacer chistes sobre la sexualidad de la monarquía destruyese estados, hace tiempo que el Reino Unido sería un amasijo de ruinas.

(…)

¿Acaso el juez no está enterado de que en la tradición borbónica, el poder asistir en directo a la concepción del heredero era un privilegio reservado a lo más selecto de la corte? Esta viñeta no es un insulto, es un regalo para el pueblo.

El jueves, la revista que secuestran en viernes.

Y aquí seguimos cagandonos en las leyes que privilegian a particulares.

El jueves

He estado unos días fueras y cuando vuelvo me entero de golpe de que se ha muerto Polanco, que me han caducado todos los yogures de la nevera y de que, en 2007, en España, en Europa, SECUESTRAN una revista de humor por ESTE dibujo (en el que para más señas no se dice que sean Felipe y Letizia los caricaturizados) y a mi me toca los huevos que ocurra algo así.

Y dice De la Vega que esto garantiza el respeto a las instituciones.
Pues en mi opinión, una institución debería hacerse respetar por su función y su valía, no a base de recortar la libertad de expresión de nadie. Una institución TAN anacrónica como la monarquía por fuerza va a tener detractores que la han de criticar, y si de algún modo creen que pueden hacerse respetar, que sea a base de hechos. El principe, a día de hoy, ha dado vacíos discursos y se ha construido un palacete hortera. Letizia ha presentado telediarios del lado de Urdaci y ha dado un braguetazo. Y yo, con 26 años, no he tenido la oportunidad de posicionarme respecto a si quiero o no quiero que estos señores me representen. ¿Merece mi respeto esa institución per se?. Además, ¿nos llevamos las manos a la cabeza por la censura respecto a las caricaturas de Mahoma, y vamos a tragar con la de los borbones?.

Eso sí, gracias al juez Del Olmo por hacerle a una de mis publicaciones favoritas la mejor campaña publicitaria posible. Nos vemos el miércoles en el quiosco.

  • diciembre 2017
    L M X J V S D
    « Jul    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • 20minutos ahorro ahtec Alberto Montt alias anuncio Aznar año nuevo Blogroll borbon buenafuente camiseta censura chanante chat cocaina comic corto cortometraje descodificador Dexter don quijote droga el jueves el mundo el niño con el pijama de rayas El País Enlace españa estudio droga felipe festival forges Hard-Fi Humor internet italia javier perez de albeniz jueves juez del olmo la2 la casa azul letizia libertad de expresión Libros lost Madrid miranda Miranda de ebro monarquia muchachada nui perdidos petroleo rock politica pp propositos psoe Publicidad Rajoy Recetas reparación se lo que hicisteis serie series Sitges superguay terrorismo threadless TV tve vacaciones viaje viñeta youtube Zapatero
  • Seguimos contando

    • 193,179 octavillas entregadas
  • -Sólo personal autorizado-
  • web stats